Berbés Asociados, Social Media

Qué pasa cuando compras seguidores en Instagram

Hay varias maneras de hacer crecer el número de seguidores de tu cuenta de Instagram. Tener una buena estrategia, establecer objetivos inteligentes, compartir contenido atractivo y enganchar a tu audiencia, conseguir que sean parte de tu comunidad… O el camino más fácil y corto. En el blog de Hootsuite, la aplicación para gestionar diferentes cuentas en redes sociales, hay un artículo interesante sobre la compra de seguidores en Instagram. Qué pasa cuando los compras, por qué comprarlos, cómo hacerlo…

El post en inglés te cuenta algunos detalles de la compra de seguidores en la red social para compartir fotos y vídeos.

Para ello Hootsuite ha probado unirse al “lado oscuro” del Marketing de Instagram. Comprando seguidores en Instagram. Crearon una cuenta de prueba para probar si merece la pena hacerlo o no… También te avisan que sí (Spoiler Alert) que merece la pena si quieres tener una audiencia de bots que venden porno softcore.

¿Por qué comprar seguidores de Instagram?

Algunas marcas, famosos, los llamados “influencers”, políticos, y muchos otros lo hacen, pero ¿por qué? Básicamente porque el número de seguidores es lo primero que muchos miran para ver la influencia y la importancia de la cuenta. Aquí, el tamaño importa. Es una métrica común que las marcas usan para medir sus esfuerzos y resultados.

Si piensas en comprar seguidores, es probable que lo hagas porque quieres que tu marca consiga echar a rodar, esperando que con un millar de seguidores, otros nuevos quieran echar un ojo a tu cuenta. La calidad sobre la cantidad. Pero la realidad es que mucha gente juzga las cuentas de Instagram por los números. Además, comprar “followers” en Instagram no es demasiado caro y es fácil de hacer.

¿Cómo funciona la compra de seguidores de Instagram?

Es importante distinguir entre la compra pura y dura de seguidores y la práctica de automatización de Instagram. Esta segunda se puede referir al acto de dejar que un bot (robot) comente y siga a otras cuentas en tu nombre. Hootsuite lo explica en un post anterior.

Pero comprar seguidores es exactamente eso. Pagar por un servicio que puede costar 3 dólares por cada 100 seguidores. Consigues exactamente lo que pagas. La mayoría de las veces obtienes seguidores de cuentas bots o  zombies (cuentas inactivas que han sido tomadas por bots). También hay opciones más caras que pueden llegar a costar mil dólares por diez mil seguidores. Estos servicios mantienen cuentas activas que interactúan con la tuya.

Algunas herramientas seguirán a usuarios con tu cuenta y esperan que ellos devuelvan el favor y comiencen a ser tus seguidores. Te preguntarán qué clase de cuentas quieres seguir basándose en, por ejemplo, la localización, el uso de un hashtag, cuentas similares, género, gustos comunes… Y después de un tiempo determinado, si no te siguen, el bot dejará de seguir a esta cuenta. Si no me sigues, me enfado y dejo de seguirte yo a ti.

El experimento de Hootsuite

Optaron por una herramienta que prometía 1000 seguidores cualificados por menos de 10 dólares, exactamente 9,95. Nombre de usuario, y el pago a través de Visa y pulsar el botón “Get Followers Now”, un martes a las 11:41 de la mañana. Su cuenta no seguía a nadie.

Sólo queda esperar. Abrir la aplicación de Instagram y ver los resultados. De cero a 12 seguidores en un instante. Cada vez que actualizabas, la cuenta tenía unos pocos más. En dos horas, la cuenta llegó a 412 nuevos fans. En ese momento decidieron publicar una imagen para ver el alcance y las reacciones de los seguidores. Los resultados cumplieron sus expectativas. Nada, no pasó nada. No consiguieron ni un solo Like o comentario.

A las 12 de la mañana del día siguiente ya habían pasado los mil seguidores, pero sin ningún tipo de “engagement”. Aún ahora, meses más tarde, ni un seguidor ha dado un mísero like.

¿Pero por qué esos usuarios misteriosos siguieron a la cuenta de forma tan rápida? Una mezcla extraña de adolescentes publicando selfies sin camiseta, cuentas sin ningún post, y algunos bots de contenido pornográfico. No es la mejor audiencia para que tu marca se vea asociada. Lo que sorprende es que el número de seguidores continuó sin muchas variaciones. Aunque algunos seguidores desaparecen, probablemente porque las cuentas se hayan desactivado, la herramienta vuelve a conseguir el número… Pero la calidad nunca mejora.

En el experimento que llevaron a cabo con la automatización de Instagram perdieron la mitad de los nuevos seguidores en menos de una semana. Por lo que si lo importante es tener una relación seguidores-seguidos ratio, estas herramientas funcionan. Aunque también hay desventajas, y no sólo por la completa falta de compromiso y de relación.

¿Por qué no se deberían comprar seguidores en Instagram?

Tienes por lo que pagas, un número. A estos seguidores no les gusta ninguno de tus posts, tus imágenes, tus videos, y no dejarán ningún comentario. Además, corres el riesgo de que te pillen. Incluso si tienes fans legítimos, cualquiera que se dedique a mirar tu lista de seguidores puede ver que hay cuentas falsas o inactivas. Si tomas atajos, pones la integridad de tu marca en riesgo. Si compras seguidores y tus clientes reales se dan cuenta, ¿esperas que confíen en ti?

Y si lo miras desde otro punto de vista. Contratas a un “social media influencer” para que te ayude a promover alguno de tus productos. Si no ves resultados, y echas un vistazo al perfil del “influencer” y descubres que la mayoría de lo que creías que eran fans, son en realidad bots, ¿volverías a trabajar con esa persona de nuevo?

Pero lo que es más valioso para tu negocio. Tener 10.000 falsos seguidores o 100 reales que comentan en tus posts y los comparten en sus propias redes. Hay cosas más importantes que analizar que los números de seguidores que tienes. Los clicks y el compromiso (likes y comentarios) son dos de ellas.

Una forma de medir el compromiso es calculando el ratio de “engagement”. Mira el número de likes y comentarios que reciben tus posts en un determinado espacio de tiempo para hacer un informe. Multiplica ese número por 100 y tendrás ese ratio.

La fórmula sería: Número de likes +Número de comentarios/número de seguidores X 100 = ratio de engagement.

Esta métrica serviría como un chequeo legítimo de la salud de tu estrategia en Instagram, que debería hacerte saber si la audiencia a la que te diriges está conectando con tu contenido.

¿Cómo hacer crecer de forma adecuada tu cuenta de Instagram?

Conociendo tu audiencia, hablando con ella, compartiendo conocimiento y contenidos atractivos. Estos son los ingredientes claves para tener una buena estrategia en Instagram. Hootsuite tiene una guía “How to Get More Instagram Followers” que detalla los pasos necesarios para tener seguidores que estén comprometidos con tu marca.

También te contamos ya que el uso de hashtags es importante para llegar a audiencias mucho más grandes. De este modo, también atraes nuevos seguidores que tienen intereses similares a tu marca y productos.

Por supuesto que es interesante tener un presupuesto en Instagram. La red social tiene varias opciones para que puedas elegir la que más se adapte a las necesidades de tu empresa, como el conseguir reconocimiento de marca, tráfico al sitio web, ventas, o descargas de aplicaciones.

Share this Story

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *