Social Media

¿Qué es el engagement y cómo se mide?

que-es-el-engagement-blog-berbes-consultoria-comunicacion-asociados

Cuando hablamos a nuestros clientes del engagement, muchos de ellos nos preguntan qué es realmente. Es una de esas palabras que tiene una difícil traducción al español y que de tan utilizada quizá pasa totalmente desapercibida.

Sin embargo, el tener la capacidad de atraer y enganchar a tu público para que interactúe con tu marca y se convierta en un prescriptor y defensor de la misma es la clave de cualquier estrategia en las redes sociales.

Conocemos, y seguro que tú también, muchas páginas de Facebook o timeline de Twitter con muchos seguidores pero con poquísima interacción. Cuando nos preguntan sobre cómo conseguir muchos seguidores, siempre respondemos que lo importante no es la cantidad, sino la calidad de los mismos: es decir, el grado de engagement que somos capaces de generar con ellos.

No hay fórmulas mágicas respecto al engagement, pero sí es recomendable seguir una serie de pautas que nos va a ayudar en esta labor:

  1. Dota a tus canales sociales de personalidad propia.

En la era de la conversación social, las personas quieren sentir que hablan con personas, no con logos o marcas. Los lenguajes rígidos, distantes, cien por cien corporativos, son cosas del pasado.

Muchas veces seguimos a muchas marcas en plataformas sociales por la personalidad del community manager que las gestiona, que sabe combinar, y con buen gusto, buena información, de forma cercana y estableciendo un diálogo con las personas.

  1. Cuenta cosas de ti.

Las webs corporativas alojan información de productos y servicios, y los canales sociales deberían complementarlas y destinarse a hablar más de las personas que componen la empresa y del día a día que permite al equipo ofrecer al mercado sus bienes.

Esto parece sencillo, pero a muchísimas marcas les cuesta hablar sobre las personas, los valores, el equipo, lo que sucede en el día a día, los planes… Sin prisa, pero sin pausa, es un ejercicio que todos deberíamos hacer. Porque así permitiremos que nuestro público conozca a la empresa por dentro y se acerque un poco más a nosotros. Eso sí, contemos hasta donde queramos y podamos.

  1. Ofrece contenido de valor.

Ya hemos hablado en alguna ocasión en este blog sobre la importancia del contenido. Hablar de lo que vendemos tiene un camino muy corto, y además, todos estamos bombardeados a publicidad multicanal: no convirtamos nuestras redes sociales en un folleto más.

Busquemos y averigüemos qué le interesa a nuestra comunidad, qué le apetece leer o consumir, cómo podemos hablar de cosas que tengan que ver con nosotros, nuestra industria y nuestro mercado pero que no sea de nuestro producto propiamente dicho.

  1. Averigua cuándo está tu comunidad activa y preparada para recibir tus comentarios.

Lo más habitual es que concentremos nuestras publicaciones durante la mañana, y que no programemos nada para el fin de semana. Pero cada comunidad es diferente y tiene un horario único de actividad. Conocer cuándo está activa nos ayudará a publicar nuestro contenido en esas franjas horarias, dándole a nuestros post más visibilidad.

Facebook te ofrece datos en este sentido, Twitter no de forma directa, pero herramientas como Social Bro te da dicha información. Por cierto, y hablando de Twitter, en un reciente estudio que ha publicado la plataforma social se constata que el engagement con las marcas es un 17% mayor en fines de semana que en días laborables. Sin embargo, solo el 19% de las marcas publican en sábado y domingo. Curioso, ¿verdad?

que-es-el-engagement-blog-berbes-consultoria-comunicacion-asociados

  1. Monitoriza tu engagement.

La información que necesitas te la dan las propias redes sociales: cuando alguien se engancha contigo, interactúa. Y dicha interactuación se da en forma de comentarios, me gustas, compartiendo los post, añadiéndolos a favoritos…

Revisa regularmente cuáles de tus publicaciones son las más populares en este sentido: esta información tan valiosa será la que te dará las pistas sobre lo que quiere tu comunidad. Incorpóralo a tu estrategia de contenidos como parte fundamental e intenta desarrollar cada vez más y mejores piezas.

Como ves, leyéndolo no es difícil, ¿verdad? Sin embargo, es la gran asignatura pendiente de muchísimas marcas. En las redes no solo hay que estar por estar: hay que estar bien y rodearse de una comunidad fiel que nos ayuden en la prescripción de nuestra marca y producto.

Share this Story

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *