Berbés Asociados, Social Media

No publicaré noticias falsas ni “hechos alternativos”

Llegar a fin de mes no es uno de los problemas más acuciantes para empresas como Facebook y Google. Sus beneficios son cada vez mayores, el precio de las acciones sigue subiendo y el número de usuarios no deja de crecer. Pero sí que les preocupa su imagen y perder influencia.

Uno de los temas de los que más se ha hablado últimamente es la publicación de noticias falsas, algo que ha ensombrecido la credibilidad de estas empresas. Esto dice mucho de Facebook y de Google. Cada vez son más usados como fuentes de información. Y también dice mucho de los medios de comunicación tradicionales. Cada vez tienen menor relevancia. Pero esa es otra historia de la que podríamos hablar en otra ocasión.

En este post vamos a hablar sobre las noticias falsas. Esas que para, según muchos, han tenido una relevancia fundamental para que Donald Trump haya llegado al poder y que Hillary Clinton no consiguiera convencer a parte de la población para ser la primera mujer en convertirse en la primera Presidenta de Estados Unidos.

Lógicamente no podemos achacar la decisión de los americanos de dar el poder al representante republicano a la existencia de noticias falsas. Sería injusto y hay muchos más factores que han influido en el voto, pero sí que queremos explicar qué son las noticias falsas y qué podemos hacer nosotros para detectarlas y denunciarlas en una red como Facebook.

Las noticias falsas siempre han existido, pero no tenían la repercusión y la facilidad de propagación que tienen en la actualidad. Alguien inventa un bulo en Alemania y da la vuelta al mundo en menos de 24 horas. Incluso medios de comunicación tradicionales se hacen eco de la noticia. A menudo la excusa es conseguir ser el primero en llegar a la noticia y por eso no hay tiempo de corroborar. El minuto que pierdes lo aprovechará la competencia y conseguirá más lectores, más clicks y más dinero de los anunciantes.

Definir una noticia falsa parece fácil. Es aquella noticia que no es verdad. Punto pelota, se acabó el post. Pero seguramente esperas algo más de esta entrada, ¿verdad?  Bulos, noticias que buscan confundir a la opinión pública, desprestigiar a determinada persona, empresa o institución. Lo que algunos llaman post-verdad, que no es más que una mentira, o como la portavoz de Trump, Kellyanne Conway, ha bautizado recientemente como “alternative facts” cuando se referían al número de personas que habían acudido a la investidura del presidente de los Estados Unidos.

El propio Trump acusa a los medios de publicar exclusivamente noticias falsas. Están triunfando noticias en las que los datos objetivos no influyen en la opinión pública. Triunfan las emociones y las creencias personales.

¿Y qué culpa tenemos nosotros de que haya noticias falsas en Facebook? Tampoco es cuestión de que toda la responsabilidad recaiga en los usuarios, pero sí que podemos hacer algo para reducir el número de noticias en la red social más utilizada en todo el mundo.

¿Cómo saber si la noticia es falsa?

El sentido común te puede ayudar. Si es demasiado extraño para ser real, probablemente sea falsa. Aunque a algunos les gustaría pensar que el nuevo presidente de los Estados Unidos venga de otra galaxia y que tenga como objetivo acabar con los habitantes de todo el planeta, es muy probable que no creamos la noticia. Aunque no sea tan increíble.

La fuente de la notica también te puede dar pistas. Claro que medios de comunicación tradicionales como El País, BBC, El Mundo han dado noticias falsas, pero al menos la fuente es confiable… Hasta que no se demuestre lo contrario. Y si aún dudas de la veracidad de la noticia consulta más fuentes, analiza si hay un sitio de verificación de datos.

Si sospechas que la noticia puede ser falsa puedes reportarlo de una forma muy sencilla. En la esquina superior derecha de la publicación tienes varias opciones.

noticiasfalsas1

Si eliges la segunda opción se abre un nuevo cuadro de diálogo en el que tienes la posibilidad de marcar las diferentes alternativas.

noticiasfalsas2

No hace falta que te digamos que es importante que no compartas este tipo de noticia. Quedaría muy feo que denunciaras la publicación y que la usaras… Pero cosas más raras se han visto.

También es recomendable que envíes un mensaje a quien haya publicado la noticia para que sepa que su información es falsa, y también bloquear a la página que publicó esta notica.

Aquí acaba tu trabajo. Ahora empieza el de Facebook, en este caso. La publicación es denunciada y Facebook remitirá, o debería remitir el contenido a organizaciones de la IFCN,  International Fact-Checking Network, en sus siglas en inglés, que cuenta con diversas organizaciones en todo el mundo, que verifican que el contenido es verdadero o falso. El objetivo fundamental es crear alertas y, de este modo, todo el mundo pueda saber si se ha catalogado como falso.

En caso de que fueran noticias falsas, Facebook penalizaría a las páginas web que distribuyan estas noticias, y les impediría usar la plataforma. Podréis decir que Facebook puede perder dinero de esta manera, ya que algunos de estos medios invierten bastante dinero en publicidad. La empresa americana está interesada en que no aparezcan noticias falsas para seguir siendo uno de los medios con más influencia. La falta de credibilidad lastraría a medio y largo plazo a Facebook.

Zuckerberg y sus chicos también han cambiado el criterio para señalar que un artículo sea tendencia. No sólo tiene que ser viral, sino que el tema debe estar en diferentes medios para ser considerado entre los populares. Es decir, que ahora se analizará la interacción que ha generado al examinar artículos de diferentes editores.

De todas maneras, ya sabéis que no hay que creerse todo lo que se diga en las redes sociales. Hay gente que dice LOL, y jajaja, y seguro que ni siquiera está sonriendo. 🙂

 

Share this Story

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *