Berbés Asociados, Social Media

Media cebolla en una bolsa

¿Puede una cuenta de Twitter de una cebolla conseguir más de 26 millones de seguidores? ¿Por qué tantos seguidores? Y la última pregunta, ¿nos estamos volviendo locos?

Realmente sólo tenemos respuesta a la segunda pregunta. El reto de conseguir 26 millones de seguidores es alcanzar a la cuenta de Twitter de Donald Trump, el presidente de los Estados Unidos. A la primera pregunta sobre si será capaz de llegar a este número, parece ser que va a ser complicado, pero no está nada mal para una cuenta que se ha creado a finales de enero tener ya más de 760 mil seguidores.

No es fácil llegar a tener tantos seguidores. Cuántas empresas matarían para conseguir estos números. Y ni siquiera es una cebolla entera. Es media cebolla y metida en una bolsa de plástico, quizá para conservarse mejor. A la pregunta de si nos hemos vuelto locos, os dejo a vosotros la respuesta, aunque coincidiréis que muy normal no es.

Esta cuenta no ha nacido para informar sobre las propiedades de la cebolla. Tampoco para protestar por las condiciones de vida de las plantas herbáceas o liberarlas de la bolsa. Ni para hacernos llorar, como suelen hacer las cebollas. No tiene más objetivo que demostrar que una cuenta sin sentido, sin demasiado contenido, es capaz de tener más seguidores que Donald Trump.

Reírse del nuevo presidente, protestar contra él, molestarle, promocionar la marca de bolsas Ziploc, que se menciona varias veces… El caso es conseguir que se hable de la cuenta y puede que se quiera demostrar que el número de seguidores sólo es notoriedad, que tener más o menos seguidores no te da la razón, ni quiere decir que tu gestión sea mejor o peor.

Llegar a los 26 millones de seguidores no es tarea fácil. Muy poca gente lo consigue. No es cuestión de comparar, pero para hacernos una idea, algunos políticos españoles están por debajo del número de seguidores de la cebolla. Sólo Pablo Iglesias y Mariano Rajoy superan los 760 mil “followers”. Albert Rivera y Alberto Garzón están cerca pero se quedan por debajo. A más de cien mil estaría Miguel Ángel Revilla o Esperanza Aguirre, a doscientos mil por detrás de la media cebolla.

Siguiendo con la comparación de cuentas de Twitter políticos en otros países, Justin Trudeau, primer ministro de Canadá está a punto de conseguir 3 millones de seguidores, Hollande, tiene algo menos de 2 millones y la primera ministra británica, Theresa May, con menos tiempo en el cargo, casi 260 mil seguidores. No busquéis a Merkel, Alemania es un caso extraño en lo que a redes sociales se refiere. No tiene cuenta de Twitter.

Si hablamos de la lista de los 10 usuarios de Twitter con mayor número de seguidores, está encabezada por Katy Perry. Sólo Barack Obama aparece en ella. Youtube y Twitter son las únicas empresas, con 66 y 59 millones respectivamente, que están entre los 10 más seguidos.

Puedes ver la lista completa en: http://twittercounter.com/pages/100

Si queréis seguir aumentando el número de seguidores, corriendo el riesgo de que Trump prohíba las medias cebollas, la cuenta es: Half An Onion. Va a ser muy complicado pasar al presidente y eso que, según las malas lenguas, muchos de sus seguidores son falsos… Pero eso es otra historia.

Como dice uno de los tweets que publicó la cuenta de la media cebolla, ¿y si esta cuenta, que no es otra cosa que una media cebolla en una bolsa Ziploc, termina teniendo más seguidores que @RealDonaldTrump?

De momento no sabemos quién está detrás de esta cuenta. Seguiremos informando.

Share this Story

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *