Salud

300 años de ensayos clínicos

Hoy 20 de mayo se celebra el Día Internacional del Ensayo Clínico, empezando por el origen de los tiempos… ¿Sabes quién es considerado el impulsor de los ensayos clínicos?

El Doctor James Lind, escocés perteneciente a la Armada Británica, quien en 1947 decidió abordar uno de los mayores problemas que afectaban a  la armada, el escorbuto. Para ello decidió tratar a los marineros afectados, dividió a estos en grupos y a cada uno le fue administrando diferentes alimentos como por ejemplo vinagre, nuez, agua de mar, cítricos etc. Fue observando y poco a poco se dio cuenta de que según el tipo de dieta de la que se tratara unos se curaban antes que otros.

Esto es lo que podría considerarse el inicio de los modernos estudios clínicos que tenemos hoy en día.

En España se autorizan más de 800 ensayos clínicos al año, de acuerdo con datos de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Son fundamentales para proporcionar a los científicos información valiosa para avanzar en la investigación y acercarse así a la cura o mejoría en la calidad de vida de los pacientes. Es gracias a estos que existen medicamentos y otros tratamientos para combatir enfermedades, y la investigación clínica contribuye de forma significativa a mejorar el pronóstico de la enfermedad.

No obstante su puesta en marcha es muy costosa y requiere de capital, una tecnología adecuada, así como de candidatos que estén dispuestos a participar en los ensayos. Por ello, es esencial garantizar la transparencia, la seguridad de los participantes y la utilidad de los resultados.

Por ello, las autoridades sanitarias han puesto en marcha en el último año una nueva regulación de los ensayos clínicos. Entre sus principales novedades está la participación de los pacientes en los comités de ética de la investigación, que se establece por primera vez de forma obligatoria. Además, la nueva normativa, contenida en el Real Decreto que regula los Ensayos Clínicos con Medicamentos, pretende simplificar los trámites para fomentar la generación de conocimiento. Por ello, considera suficiente la evaluación y el dictamen positivo de un solo Comité de Ética acreditando la autorización de la AEMPS para realizar un mismo ensayo en los centros que lo soliciten.

Por último, la nueva regulación contempla el Registro Español de estudios clínicos (REec), en el que cualquier ciudadano puede consultar los ensayos clínicos autorizados en España y los hospitales en los que se llevan a cabo (más información en https://reec.aemps.es/reec/faces/buscador/index.xhtml)

En definitiva, después de 300 años, los ensayos clínicos son necesarios y demuestran día tras día que la participación de los pacientes es clave para avanzar en la investigación.

 

Ensayos clínicos

Share this Story

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *